No más cláxones molestos fuera de tu edificio. No más aire contaminado de la ciudad. Basta con el estrés de la vida urbana… Ahora estás en el campo, y el campo es bueno para ti y para tu familia.

Muy a menudo, dejar la ciudad para vivir en un lugar más remoto requiere saber elegir: elegir entre accesibilidad o tranquilidad, elegir una vida más loca o una vida más tranquila. ¿Pero estás hecho para vivir en el campo?

Eleeter te da cinco buenas razones para mudarse al campo, y por fin, vivir la vida que siempre has soñado.

Respirar de nuevo el aire fresco del campo

Respira… Estás en el campo. El frenesí de los ruidos de la ciudad, de los motores de los coches, los olores de los tubos de escape, la transpiración de los usuarios del transporte público, los aromas industriales… En la ciudad, la vida puede resultar opresiva cuando, a menudo, no tienes la posibilidad de escaparte del ajetreo y del bullicio que la envuelven. De hecho, los urbanitas suelen aprovechar sus vacaciones para escaparse a la naturaleza, esperando que en sus pocos días de vacaciones conseguirán recargar completamente las baterías antes de enfrentarse de nuevo a la agonía de la vida urbana.

¿Por qué limitarse a un oasis de paz cuando puedes disfrutar de un archipiélago de felicidad mudándote al campo y reconectándote con la naturaleza?

¿Sabías que los habitantes de la ciudad tienen más probabilidades de desarrollar un trastorno de ansiedad que los habitantes del campo?

El campo ofrece beneficios para la salud que la ciudad no tiene. Numerosos estudios han comparado el comportamiento y el estilo de vida de las personas que viven en las ciudades y las personas que viven en el campo. Y las estadísticas han demostrado que los habitantes de las ciudades tienen más probabilidades de experimentar los efectos nocivos del estrés. Entre los catalizadores de estrés en las personas que viven en las ciudades, el ruido, la contaminación (y sus nefastos efectos) y las multitudes son los principales factores. Por el contrario, poder acceder fácilmente a la naturaleza ofrece un alivio y una gran sensación de bienestar.

Un ambiente agradable y saludable para ti y tus niños

Mira por la ventana: ¿estás feliz de ver lo que estás viendo? ¿Y si te ofrecieras una vista impresionante de montañas, bosques y hermosos espacios verdes? Vivir en el campo significa disfrutar de un entorno bucólico hasta en tu propia casa. Puedes beneficiarte de un hermoso espacio para relajarte, especialmente durante el verano. El jardín se convierte en el lugar ideal para el período de verano. Imagina los juegos con tus hijos, las batallas acuáticas, las barbacoas, las noches de verano que se alargan hasta el amanecer…

Para los deportistas, el vivir en el campo permite disfrutar de un entorno idílico para practicar todas tus actividades físicas. Recuperarás el gusto por tu jogging semanal o diario, disfrutando de la dulzura y la calma de un bosque. Los paseos familiares en bicicleta son una buena manera de volver a conectar a la familia a través del deporte al aire libre. Puedes practicar las mismas actividades que en la ciudad, ¡pero mucho mejor! Y mejor también si amas a los animales. Tus mascotas se sentirán más felices en el campo, con gran libertad de movimiento. ¡Podrás organizar grandes salidas con tus mascotas!

Respira el aire del campo… Escucha este silencio, solo interrumpido por el silbido de los pájaros. Disfruta de un ambiente saludable, un ambiente muy limitado en partículas nocivas, para ti y tus hijos. Respirarás mejor ¡Está probado!

Ruralidad y proximidad

La vida rural a menudo adquiere vestimenta despectiva. Debes haber escuchado estos pocos clichés de tus familiares: «No hay nada que hacer… «; «No hay comercios…»; «Tenemos que hacer todo en coche…»

¡Sin embargo, los pueblos han ido evolucionando! La vida en el campo te ofrece un cierto cambio de escenario, sin excluirlo de las comodidades de la vida urbana. La gran mayoría de los pueblos tienen todas las tiendas que deseas: panaderías, estancos, supermercados, médicos, peluquerías, carnicerías, floristas, … Además, vivir en el campo, no significa irte a vivir muy lejos de una gran ciudad.

Vivir en el campo sale más barato

Una gran ventaja de vivir en el campo en lugar de la ciudad es que las propiedades son más baratas en el campo que en la ciudad. Con el boom de los precios en las principales ciudades, esta ventaja no es nada despreciable. Además de un precio de compra reducido con respecto a los inmuebles urbanos, los impuestos son muy reducidos en comparación con las ciudades. Por el precio de un pequeño apartamento en la ciudad, puedes ser el dueño de la casa de tus sueños en el campo. En la ciudad, es difícil encontrar un hábitat con jardín o incluso una terraza.

El cambio puede ser ahora

¿Es hora de que cambies? ¿Quieres cambiar tu vida, tu trabajo, tener nuevos amigos? ¿Y por qué no hacer este cambio a través de un traslado al campo? Si siempre has soñado con renunciar a tu trabajo para trabajar por tu cuenta, en el campo podrás disfrutar de los beneficios de ser ¡tu propio jefe!

Si estás pasando por un período de cambio en tu vida, ¿por qué no aprovechar la oportunidad y comenzar ahora? Establecerte en el campo también es una oportunidad para comenzar de nuevo, así como adoptar nuevos hábitos: nuevas relaciones y un nuevo estilo de vida, nuevo entorno… Podrás abordar nuevas visiones de tu entorno y de las personas. Uno de los primeros grandes cambios observados en las personas que han decidido mudarse al campo es la relación con el vecindario. De hecho, con viviendas más grandes y espaciosas, frente a los edificios de las grandes ciudades, tus vecinos están más distanciados, son menos opresivos. La gente rural nueva tiende a mantener relaciones mejores con sus vecinos.

Pasar de la ciudad al campo es una elección difícil. La elección de la ruralidad no es necesariamente la más adecuada para cada uno de nosotros. Sin embargo, es importante eliminar los estereotipos sobre la vida en el campo. No, el mundo rural no solo está formado por «rincones perdidos». No, vivir en el campo no es enterrarse. No, tus hijos no se aburrirán en el campo. Vivir en el campo y no en la ciudad tiene muchas ventajas.

¿Qué te parece si te ayudamos a elegir la casa de tus sueños… en el campo?

¡Con Eleeter, vivir en el campo nunca ha sido tan fácil! Contácta con nosotros.