Cuando es un expatriado y se acerca la fecha de su regreso a España, a menudo el estrés comienza a aumentar. La tarea se complica todavía más si tiene que volver a casa con toda la familia. Entonces, ¿cuál es la solución para comprar a distancia?

Entre la inscripción a la nueva escuela, las formalidades administrativas necesarias… y la larga lista a seguir, encontrar un apartamento a distancia puede resultar más que complicado. En este artículo explicamos por qué los Property Hunters y los expatriados van de la mano y mostramos los beneficios cuando contactamos con ellos.

Una selección de propiedades a medida

Cuando vivimos en el extranjero, aunque se puede acceder a sitios web españoles como Idealista, Fotocasa y cualquier otro portal inmobiliario, suele ser difícil clasificar todos los anuncios que ofrecen (muchas veces encontramos las mismas propiedades y a precios diferentes). Además, la distancia hace prácticamente imposible poder pasar por las agencias como lo pueden hacer los Property Hunters.

Para que no se escape ninguna oportunidad y no se pierda una propiedad que podría corresponder a sus expectativas, el Property Hunter examinará el mercado, clasificará los anuncios más relevantes y seleccionará sólo las propiedades que cumplan con la mayoría de sus criterios de búsqueda. Además de ahorrarle tiempo, también podrá ofrecerle propiedades, a las que usted solo, no podría tener acceso (ver propiedades OffMarket) y que representan entre el 10 y el 15% de las propiedades “ocultas”.

Informes detallados y visitas virtuales a distancia

Algunos de nuestros clientes españoles que viven en el extranjero, a veces no pueden desplazarse para visitar la propiedad que desean comprar. Por lo tanto, el cliente expatriado debe tener total confianza en su Property Hunter, dado que esta situación pone una gran responsabilidad sobre la espalda del Property Hunter.

Para limitar los riesgos de decepción de su cliente, el Property Hunter debe realizar los informes de visita lo más completos posible. Por lo general, consisten en numerosas fotos con comentarios detallados (destacando ventajas y desventajas), videos, descripciones del entorno de la propiedad, distancias, de la zona, de la comunidad, etc. En Eleeter, también organizamos video llamadas para presentar visitas virtuales. Gracias a todos estos elementos, el comprador expatriado puede hacer una elección bien informada y con total serenidad.

Aunque no siempre es posible, generalmente, cuando se desea hacer una propuesta, preferimos que, como último recurso, el comprador traiga a una persona de confianza (un familiar, un amigo, etc.) para hacer una visita de validación final. De este modo, la adquisición a distancia puede realizarse más fácilmente y con tranquilidad.

El acompañamiento y el apoyo de un experto inmobiliario

El punto negro de una adquisición a distancia es la dificultad para identificar cualquier defecto. Por eso es importante que un expatriado pueda confiar en la experiencia de su Property Hunter. En efecto, como parte de su obligación y con sus medios, un Property Hunter analizará todos los rincones de la propiedad por la cual su cliente podría hacer una oferta de precio.

Con el fin de detectar los posibles problemas vinculados a la comunidad, el property hunter, antes de cualquier firma, analizará todos los documentos, el título de propiedad, el certificado de eficiencia energética, los impuestos… y redactará un informe que presentará a su cliente para que éste pueda realizar una compra con pleno conocimiento de causa. Más allá de la búsqueda como tal del bien, este trabajo está en el corazón de la actividad del property hunter. Al recurrir a sus servicios, se limitan por completo los riesgos, que de otro modo, a veces pueden resultar muy costosos.

Por ejemplo, durante la investigación para uno de nuestros clientes, detectamos un problema con la estructura del edificio en uno de las propiedades que ofrecíamos. Si no se hubiese descubierto, este defecto podría haberle costado miles de euros a largo plazo. ¡Es difícil detectar este tipo de defectos cuando nos encontramos a miles de kilómetros de distancia!

La negociación la lleva a cabo su aliado inmobiliario

Como experto, el papel del property hunter (o personal shopper inmobiliario) es también conocer el precio justo de la propiedad codiciada por su cliente. En la jungla inmobiliaria, donde muchos vendedores tienden a inflar sus precios con la esperanza de encontrar un comprador mal informado sobre los precios del mercado inmobiliario, el riesgo para el comprador de ser engañado es alto.

Por lo tanto, el papel del property hunter es también valorar el precio justo de la propiedad para evaluar la diferencia entre el precio anunciado y el precio real del mercado. Sobre esta base, debe ser capaz de proponer a su cliente una estrategia de negociación que validará (o no) en función del nivel de riesgo que el cliente acepte tomar para no perder la propiedad. Entonces, el property hunter entra en acción.

Los productos buscados por los clientes expatriados a menudo son vendidos por agencias (un 60%). Por lo tanto, el property hunter negociará de profesional a profesional, lo cual resulta muy a menudo más eficiente que negociar con particulares. Además, el argumento de utilizar un property hunter tiene su peso en la negociación porque, tanto el agente inmobiliario como el vendedor, saben que es la garantía de seriedad del comprador. Gracias a la intervención del property hunter la negociación será optimizada.

Su property hunter le acompaña hasta el final de su compra

Por último, debido a la distancia, es a menudo difícil hacer el seguimiento del expediente de la compraventa, especialmente cuando hay diferencias de horarios. El Property Hunter también está ahí para hacer dicho seguimiento del expediente de adquisición hasta la firma definitiva ante notario.

Aunque no se escapará de realizar los viajes de ida y vuelta del notario, el “agente del comprador” está ahí también para hacer un seguimiento con las partes interesadas (agencia, notario, particular) y así acelerar el proceso.

Más allá del ahorro de tiempo, el property hunter también estará a su lado para responder a todas sus preguntas sobre la adquisición y así poder transmitirle tranquilidad sobre el acto de compra como tal, cuyas pérdidas financieras pueden ser a veces importantes. Si no puede estar presente durante la firma, e incluso si es preferible otorgar un poder notarial, la presencia física de su property hunter será indispensable para responder a las preguntas que podrían surgir durante la firma de la escritura de venta.

Teniendo en cuenta todas las razones mencionadas, se recomienda especialmente contratar a un Property Hunter cuando usted es un expatriado o un residente español en otro país.

Para más información sobre nuestra profesión y nuestros servicios, no dude en contactar con nosotros.