Encontrar una vivienda, a menudo, es comparable a una carrera de obstáculos. Para ayudar a los particulares a encontrar la vivienda adecuada, está la profesión en auge en España: Property Hunter, el aliado de las agencias inmobiliarias. Este “especialista en búsqueda de propiedades” trabaja a veces mano a mano con las agencias inmobiliarias, interlocutores privilegiados.

Por falta de tiempo o de conocimiento del mercado, por la distancia, por la multiplicación de anuncios…, la compra de la propiedad inmobiliaria puede resulatar difícil por numerosas razones. En 2007 apareció un servicio dirigido a los particulares: El Property Hunter. La profesión apareció en el panorama inmobiliario español por primera vez en Barcelona de la mano de ELEETER, bajo la orientación y la observación de la venta de un mercado saturado por el lado vendedor y ausente en el servicio personalizado por lo que se refiere a la consideración de los compradores en la búsqueda solitaria de sus futuras viviendas.

¿Qué es un Property Hunter?

La vocación del Property Hunter o Personal Shopper Inmobiliario es buscar, visitar y encontrar una propiedad para sus clientes. ¿La diferencia con un agente inmobiliario? Las agencias tienen productos propios de su stock que no reflejan necesariamente los gustos y requisitos de las especificaciones de la persona compradora.

Para los clientes, los beneficios son múltiples: asesoramiento neutral y  ahorro de tiempo. En España, denominado también desde hace relativamente poco tiempo como “personal shopper inmobiliario”, está dirigido 100% al servicio del comprador. Defiende sus intereses. Practica la búsqueda en lugar de sus clientes mediante el envío de la cuenta de un registro detallado de las visitas por correo electrónico (detalles sobre el mercado, la comunidad, el apartamento, la casa). El conjunto se acompaña de fotografías. El cliente, a la recepción, decide validar o no la propiedad elegida para luego efectuar una visita con el apoyo de su investigación. Cuando la vivienda satisface, el Property Hunter ayuda en la negociación. Por último, acompaña a la firma del contrato de compraventa preliminar y durante todo el seguimiento hasta la firma final ante notario.

Una cobertura total tiene un coste: una comisión calculada sobre el importe de la transacción. El property hunter puede encontrar una propiedad directamente, y en este caso, la remuneración oscila entre el 4 y el 5%. También la puede encontrar a través de un intermediario, como una agencia, y en este caso, se aplica un promedio de alrededor del 3%.

Property Hunter y agente inmobiliario tradicional, mismo combate

El property hunter, profesional de la inmobiliaria, es el interlocutor único de los compradores pero a menudo trabaja en conjunto con agentes inmobiliarios. La agencia inmobiliaria tradicional ofrece una serie de servicios a los vendedores para comercializar lo mejor posible las propiedades. Complementarias, la profesión de property hunter y de agente inmobiliario tienen un objetivo común: ofrecer el mejor servicio inmobiliario.