Al contrario de los paises anglosajones, de Belgica o de Francia, nuestra profesión es todavía muy joven en nuestro pais. Somos Property Hunters, llamado también estos últimos años en España como «Personal Shopper Inmobiliario» o «shopper inmobiliario». En Cataluña, fuimos los primeros en el sector.

Para aquellos que no disponen de tiempo o se encuentran demasiado lejos para lanzarse en el verdadero campo de pruebas que puede representar la compra de una piso o de una casa, somos los interlocutores ideales. Conocemos todos los trucos, atajos y también las trampas a evitar.

Desde nuestra instalación en 2008 en Sitges, estamos en primer plano para observar el mercado inmobiliario y los efectos de las crisis (inmobiliaria, política, financiera, sanitaria, etc). Veamos a continuación porque razón el personal shopper inmobiliario hace frente a las crisis…

El mercado inmobiliario actual tiene una complejidad increíble: Hay grandes diferencias de precios sobre el mismo tipo de inmueble (y a veces con el mismo precio por la misma propiedad) que son incomprensibles para los compradores. Esto depende de la profesionalidad del intermediario o del momento en el cual la vivienda se puso en venta, sea antes de la recesión, y en ese caso, los vendedores se aferran al antiguo precio, sea después de una crisis. Nuestros especialistas, por sus experiencias, pueden revelarse de una temible eficacia sobre estas propiedades ya que los precios tienden a la baja. Además de no cobrar ninguna comisión a un vendedor, podemos obtener hasta casi un 20 % de un presupuesto de compraventa.

Un Código Deontológico

Los auténticos Property Hunters (sin cartera o con muy pocos inmuebles en venta) son escasos en España. De hecho, con respecto al Código Deontológico de nuestra profesión, nos comprometemos a la renuncia de gestionar la venta de una propiedad para garantizar nuestra independencia con respecto a los inmuebles visitados y propuestos. Nos situamos del lado del comprador contrariamente a los agentes inmobiliarios tradicionales que están del lado de los vendedores. No obstante, podemos ayudar a un el vendedor de un inmueble si este último necesita vender urgentemente para luego comprar un nuevo hogar. Por consecuencia, somos mucho más aptos para decir a nuestros clientes los defectos que puede esconder una vivienda. Con la falta de tiempo y la preocupación de los compradores por evitar los desplazamientos inútiles, para fastidiosos y a menudo inútiles e estériles visitas, nuestra profesión debería conocer un bello futuro en los próximos años.

El fin de año se acerca, disfruta de tu familia, de las fiestas de fin de año y relájate… Nosotros buscamos en tu lugar el hogar de tus sueños!

 

Háblanos de tu proyecto