La inmobiliaria de alta gama no acaba de llevarse bien con una demanda que no fluctúa y con unos precios en constante crecimiento. Barcelona sigue siendo uno de los destinos favoritos por los ricos compradores de propiedades en el territorio español. Aunque el período de euforia se ha calmado, los precios siguen siendo interesantes. En Madrid y Barcelona, la inmobiliaria de excepción sobrepasaba hace 8 años casi respectivamente un 13% y un 18% en 2010 y seguirá subiendo en 2019. Barcelona: El valor seguro de las propiedades de lujo.

Esta alza de precios se debe en particular a la rareza de las propiedades de muy alto standing que hay en el mercado. Los vendedores crean una necesidad poniendo su propiedad a la venta, que venden después de haber comprado un nuevo bien. El resultado provoca que las rotaciones disminuyan y los precios aumenten. Sin embargo, la demanda no parece conocer de fluctuaciones y la compra de una propiedad de lujo sigue siendo una compra por «flechazo».

Nuestra experiencia en el pasado, era tratar con compradores de criterios totalmente pragmáticos interesados en la disposición de las estancias o la racionalidad de los edificios. Sin embargo, lo que buscan los inversores a día de hoy, es el «carácter», les motiva encontrar unas impresionantes vistas de cine con unos inmensos ventanales de cristal en un lugar de prestigio o la presencia de una espectacular piscina con cascada en un exhuberante jardín donde las eventuales dependencias sólo harán que aumentar el encanto del lugar.

En el ranking de las nacionalidades más «deseosas»de propiedades españolas se encuentran: rusos, ingleses, alemanes y Oriente Medio; Siendo poco sensibles a la subida de los tipos de interés, su «apetito» no deja de aumentar y ello mantiene los precios en alza.

Eleeter tiene todos los medios para buscar su propiedad de excepción. Contáctenos.