Directamente inspirado en el Home Staging, el Garden Staging es una técnica que consiste en despersonalizar, optimizar los espacios exteriores y conseguir que su propiedad resulte mucho más atractiva para los compradores potenciales. Concéntrese en esta herramienta de última generación, que utiliza el Garden Staging para vender su casa más fácilmente.

Cuando quiera realizar la venta de un bien con jardín, ¡ponga todas las posibilidades de su lado! El garden staging le permite desarrollar y mejorar los espacios verdes sin necesidad de tocar los elementos estructurales (terraza, balcón, calzadas…) y mostrar todo su potencial dirigido a los compradores potenciales.

El objetivo principal es promover la proyección de una propiedad y presentarla de la mejor manera posible, incluso antes de que los visitantes pongan un pie en su interior, para vender con más facilidad.

El jardín: la tarjeta de visita de su propiedad.

En la gran mayoría de los casos, el jardín es la primera impresión que ofrece una casa o un apartamento. Es por tanto primordial tratarlo cuidadosamente. Muchos compradores actualmente lo consideran como una «estancia» suplementaria; otra razón para dejarlos encantados desde el principio, y especialmente porque sabemos que la decisión de compra generalmente se toma en los primeros minutos de la visita.

Efectivamente muchos de nosotros soñamos con tener nuestro propio huerto o disponer de un bonito lugar donde relajarnos al sol. Según algunas encuestas, casi el 60% de las personas pagarían voluntariamente más caro si la vivienda que les conviene dispone de un jardín o una terraza. Un argumento adicional para invertir tiempo en sus exteriores con el fin de que resulten lo más atractivos y seductores posible.

Actualizar para darle valor.

Para estimar la cantidad de trabajo requerido para el garden staging, un simple cálculo de proporcionalidad es suficiente: aproximadamente entre 0,5% y el 1,5% del precio de venta, es decir, un precio muy razonable que permite que este método sea accesible para todo el mundo.

Un primer barrido será esencial para deshacerse de cualquier objeto que pueda tropezar con la apreciación de un comprador potencial. Comience por crear un espacio limpio quitando las cosas innecesarias y los muebles de jardín que estén en mal estado, que han envejecido o que resulten inútiles. Corte el césped, pode setos y arbustos, y trabaje en aquellas plantas que puedan causar rechazo dándole a su jardín un aspecto descuidado y que puedan sugerir un mal mantenido (al igual que su propiedad).

Vaya a la caza de cualquier maleza, elimine las plantas marchitas y los tallos secos sin ningún remordimiento, plante bonitas flores de temporada para crear nuevos espacios y exponga sus maceteros. También puede ocultar alguna visión menos atractiva instalando plantas trepadoras. Agregue algunos toques decorativos incorporando bonitas lámparas o macetas de colores que siempre aportarán alegría. Tenga en cuenta que, por ejemplo, mover los muebles para explotar mejor el espacio, a veces puede ser suficiente para crear el efecto de una varita mágica.