Numerosos españoles deciden cada año invertir en Marruecos. ¿Porqué hacen esta nueva elección? ¿Es una operación realmente interesante?

Son cada año más y más numerosos en España; Jubilados, empresas, inversores, jefes de empresa… quienes desean invertir en Marruecos. Ciertos de ellos quieren adquirir o construir una segunda vivienda. Otros proyectan una compra en vista a su jubilación o desean realizar una inversión, y otros, buscan una inversión financiera para sus clientes.

Es verdad que el país ofrece un cuadro de vida particularmente agradable: sol todo el año, diversidad y belleza paisajística, nivel de vida menos elevado que en España, población local extremadamente acogedora… Sin olvidar que existe desde hace mucho tiempo una proximidad cultural, lingüística y geográfica entre España y Marruecos. Cuando un español decide vivir en Marruecos, se beneficia de un gran cambio de aires guardando todos sus puntos de referencia.

Una oferta “atractiva y diversificada”

Si la cuestión del cuadro de vida resulta importante a los ojos de los inversores españoles, la atracción financiera de la operación lo es igualmente. Puesto que, si son tan numerosos en querer instalarse en Marruecos, es también y sobre todo porque el mercado inmobiliario marroquí es sin duda más atractivo que en años anteriores. La oferta inmobiliaria resulta más interesante desde el punto de vista de su precio y por su diversidad. A nivel de precios es entre tres y cinco veces más barata comparativamente a la vivienda de lujo que existe en España. Parte hoy en día de 25.000 por un alojamiento social y se puede sobrepasar el millón de euros, o más, por una prestigiosa propiedad. La oferta, por otro lado, es aún más diversificada debido a que está compuesta, de un gran abanico de apartamentos, de casas en urbanizaciones, de Resorts, de mansiones, de villas como en España, pero también se suman los riads en la medina, por ejemplo, y propiedades de excepción en pintorescas regiones cercanas a Marruecos. Hemos encontrado casas a precios muy abordables en las cercanías de Casablanca, así como maravillosos apartamentos a diez kilómetros de Marrakech por unos de 78.000 € (850.000 dírhams) . La ciudad de Marrakech (como la de Tanger) presenta muy buenas oportunidades a elegir en este momento en el cual observamos una pausa del mercado desde hace cinco años.

El Covid-19 ha hecho bajar los precios

El precio de la vivienda ha caído un 25% en Marrakech y un 30% en Tanger. Es el momento propicio para invertir. A condición de que sea tu elección de vida! Numerosos riads están actualmente siendo puestos en venta por jubilados franceses o ingleses. Los habían comprado hace 20 años, pero ahora, se sienten demasiado viejos o cansados para venir regularmente. De media, un riad renovado se vende la mayor parte de las veces por un valor de entre 200.000 y 900.000 euros con metros construidos que suelen varían entre los 200 m2 y 500 m2 o más, sin contar los patios más o menos grandes según el prestigio de la casa. Marrakech, Rabat, Casablanca, Agadir… Tantas ciudades donde puede ser interesante invertir y que se encuentran en plena mutación. Casablanca, por ejemplo, se beneficia de un nuevo plan de habilitación urbana que deberá modificar profundamente su fisionomía en el curso de las próximas décadas. Por su parte, en Marrakech 1.500 proyectos inmobiliarios deberían ver la luz de aquí a cinco años.