Es una profesión aún joven pero en auge: el Property Hunter se está imponiendo lentamente en un mercado transformado por la revolución digital. El mundo digital y el inmobiliario tienen una relación muy estrecha y han permitido que el mercado evolucione. ¡El Property Hunter empieza a ser muy popular! ¿Cómo y por qué ha llegado a España también?

Todavía poco conocida por los neófitos, la profesión de Property Hunter se ha invitado a sí misma (algunos dirían que se ha “impuesto”) en un mercado conocido por no dejar su puerta abierta a cambios demasiado repentinos.

Al ofrecer un servicio dedicado al comprador, los Property Hunters despliegan una oferta global para satisfacer los deseos más precisos de sus clientes. Y, para ello, no han dudado en retomar un territorio antes totalmente controlado por agencias inmobiliarias, ayudados por sus mejores armas: las herramientas digitales y el entramado de una red de expertos. Veamos cómo estos Property Hunters, que sin duda son dignos de su nombre, han “cazado” discretamente y legalmente en las grandes ciudades.

El Property Hunter, el resultado de un cambio en el mercado

Durante mucho tiempo, el mercado inmobiliario permaneció tan fijo como una roca. Dominado por los mismos protagonistas durante años, apegado a costumbres obsoletas, ha sido duramente golpeado por la revolución digital y el consiguiente cambio de hábitos.

La prometedora aventura amorosa que unió lo digital con el mercado inmobiliario se convirtió rápidamente en una relación tan conflictiva como apasionada. La multiplicación de los medios de distribución y la proliferación de actores contribuyeron a desdibujar las líneas, perdiendo al cliente en una jungla insondable.

Así, los inmuebles se han proyectado en la Web y viven más que nunca en el universo digital. Excepto que, demasiadas opciones a menudo significa que no hay elección en absoluto. Y frente a esta multitud de anuncios y actores, el comprador se pierde en medio de demasiadas señales: ¿dónde y cómo encontrar la propiedad que cumple con sus criterios? ¿Cómo puede asegurarse de no perder una oportunidad de oro cuando internet ha ayudado a acelerar las transacciones? ¿Y en quién puedes confiar?

Es en respuesta a estas nuevas preocupaciones y necesidades que el mercado ha visto la aparición de estos protagonistas. Los Property Hunters o Buyers Agents (también llamados recientemente en España “Personal Shopper Inmobiliario”) han recuperado el control de un sector fragmentado y heterogéneo. Han creado agencias conectadas y vanguardistas. Han establecido un proceso de satisfacción del cliente que implica la exclusividad del comprador y la globalización de sus servicios. Y han confiado en nuevas herramientas de distribución que han dominado a la perfección.

Zoom sobre el Property Hunter

Puede que no lo sepas, pero hoy en día el Property Hunter está de moda en España, especialmente en las grandes ciudades. Su éxito proviene del lado innovador de su negocio: por una vez, es el comprador y no el vendedor, quien es el centro de atención. Es el comprador quien tiene todo el poder de decisión y quien confía a su intermediario la misión de conseguir la propiedad de sus sueños, basándose en un pliego de condiciones debidamente cumplimentado.

Exclusivamente al servicio de su cliente (el comprador), el experto en búsqueda de propiedades despliega sus talentos en varias etapas:

– Empieza por escuchar al comprador: se trata de determinar qué tipo de propiedad está buscando, con qué limitaciones (sin planta baja, un jardín, una casa en lugar de un apartamento, un vestidor de al menos 5 metros cuadrados, techos altos, un loft, una propiedad de lujo, etc.).

– A continuación, utiliza sus conocimientos a dos niveles: por un lado, aprovechando su red de profesionales y particulares para encontrar con máxima precisión las propiedades correspondientes a la demanda. Por otro lado, acompañando al comprador y aconsejándolo objetivamente durante su búsqueda. Teniendo ojos sólo para él y siendo remunerado por el logro de su misión, no tiene interés en favorecer a un vendedor sobre otro.

Las prerrogativas del especialista en búsqueda de propiedad pueden aún ir más allá de esta estructura básica. El principio de “a medida” o “llave en mano” preside el servicio que se ofrece al cliente: el property hunter es también quien, después de haber “sacrificado el animal”, lo prepara, se ocupa de la cocción y pone la mesa para la cena.

Concretamente, el objetivo del property hunter es darle una propiedad que cumple exactamente con sus expectativas y equipada según sus deseos. La confección a medida consiste en transformar un apartamento para que se ajuste a los deseos del comprador y, para ello, el property hunter contacta sus colaboradores, empresas, artesanos, arquitectos y decoradores que lo hagan posible.

¿Cuál es la diferencia con un agente inmobiliario?

El trabajo de property hunter difiere en muchos aspectos del de agente inmobiliario. ¿El principal de ellos? Se esfuerza mucho por satisfacer al comprador, que está demasiado ocupado o demasiado lejos de la zona de prospección para ocuparse él mismo de la agotadora fase de búsqueda.

Sin embargo, el property hunter no busca furtivamente en la tierra de sus rivales. Hace el mismo trabajo de la misma manera, excepto que ocupa el terreno de todo el mercado inmobiliario, ya sea físico o digital. Con el fin de construir una red de propiedades para ofrecer a sus clientes, mantiene relaciones a largo plazo con sus colaboradores profesionales, informadores privados, notarios, arquitectos o cualquier otro colaborador que pueda aumentar su oferta de apartamentos y casas.

En resumen, el property hunter limpia el mercado y lo hace más dinámico al mismo tiempo.

Cómo las herramientas digitales humanizan el mercado inmobiliario

Este enfoque no es insignificante: fomenta un replanteamiento de todas las profesiones inmobiliarias, al replantear la posición del comprador. Antes poco considerado (excepto si se pagaba en efectivo), el comprador encuentra con el property hunter un servicio con rostro humano que tiene en cuenta sus deseos y necesidades, que responde a sus preguntas y temores, y que le presenta propiedades de vendedores privados, propiedades off-market , etc.

Aquí es donde lo digital viene con el property hunter al rescate. Para encontrar las mejores propiedades se utilizan herramientas digitales, gestionadas de forma experta por especialistas en búsqueda de propiedades: plataformas inteligentes que escanean la web las 24 horas del día para no perderse ninguna de las ofertas en línea, operaciones de “screening” destinadas a localizar y clasificar estas propiedades, programas que aseguran una reactividad impecable en una época en la que la rapidez es la condición imprescriptible para una buena transacción, especialmente en el corazón de una ciudad como Barcelona, por ejemplo.

¿También desea encontrar el piso o la casa que siempre ha soñado? ¿Tampoco tiene tiempo de buscar por usted mismo? Tal vez, ¿no vive cerca y no puede desplazarse? Entonces, ¿Qué diría sobre simplificarle la vida? No dude en contactarnos, le pondremos en contacto con el mejor property hunter de su zona, sea de ELEETER o de otro personal shopper inmobiliario en España.