La palabra “loft” no tiene una traducción específica en español, pero podemos traducirla como nave, almacén o espacio abierto. Un loft es una propiedad de un carácter muy especial y en los últimos años la moda de los lofts no se ha debilitado en absoluto y tener en la actualidad uno propio se ha convertido en un verdadero lujo. Veamos cuales son las ventajas y desventajas de comprar un loft y de vivir en el todo el año…

¿Pero qué es un loft?

Un loft es un tipo de propiedad Neoyorquina que se caracteriza por sus espacios abiertos. Este tipo de vivienda tuvo su origen en la ciudad de Nueva York en la década de 1950. Lo que pasó en esa época, fue que muchos espacios comerciales e industriales fueron ocupados por jóvenes artistas y estudiantes, debido a que dicho espacio les permitía no sólo trabajar, sino también vivir cómodamente en ellos. De esta forma surgieron estas propiedades, que suelen tener un cierto carácter industrial.

Aspectos principales de una propiedad llamada “Loft”

Para denominar una propiedad como tal, lo más importante es que sea un espacio amplio y diáfano, como si se tratase de una fábrica, de un taller antiguo. El espacio del loft es transparente, es decir, todo está en el mismo ambiente. No hay paredes que separen diferentes habitaciones y solo el baño queda separado del resto del hogar.

Por un lado, los techos suelen ser altos, incluso muy altos, ya que hablamos de inmuebles que pueden tener dos plantas con escaleras abiertas. Las altas ventanas permiten entrar muchísima luz natural. Este es un punto muy positivo del loft, la luz natural está en todas partes ya que no está obstruida por ninguna pared.

Por otro lado, suelen ser propiedades muy industriales. Las paredes suelen estar hechas de ladrillo o material de construcción, como columnas de hierro. Generalmente, un loft es una casa con un aspecto moderno, de diseño y al mismo tiempo con mucho carácter.

¿Cuáles son las ventajas de un loft?

Si eres fan del concepto de «espacio abierto» y buscas comprar una casa para vivir solo o con tu pareja, entonces un loft puede ser justo lo que estás buscando. Piensa en ello como una vivienda de dos plantas sin puertas ni paredes interiores, solo una que separa el baño del resto de la casa. Combinado con techos altos, esto lo convierte en un lugar muy espacioso y luminoso.

Aunque solo optes por uno con pocos metros cuadrados, ciertamente te parecerá mucho más grande de lo que es en realidad. Además de la luz natural, es otro aspecto realmente positivo a tener en cuenta a la hora de comprar un loft. Resulta indiscutible que es positivo tener ventanas grandes en la casa, porque la luz del sol es mucho más agradable y saludable que las bombillas. Además, si tienes mucha luz natural, ahorrarás dinero en tu factura de la luz porque podrás aprovechar mejor la luz del día.

Una vivienda versátil

El hecho de que no haya paredes puede incomodar a algunas personas. Por ello, algunas personas utilizan cortinas o biombos como separadores. De esta manera, también pueden cambiar la ubicación si es necesario según sus preferencias. No es difícil, y el espacio se puede transformar fácilmente según tu humor. En este sentido, el tipo de decoración está íntimamente relacionado contigo. Un aspecto muy positivo y divertido es que los muebles se pueden cambiar de sitio fácilmente también.

Así que, si te cansas, quita el sofá y otras cuatro cosas de un lugar, y habrás transformado por completo toda tu casa. Hablando de interiorismo, este es un espacio que requiere muy poca inversión. Piensa que las paredes son pocas y muchas veces son lugares de decoración minimalista.

¿Cuáles son las desventajas de un loft?

Antes de tomar una gran decisión, debes considerar todas las desventajas de vivir en estos espacios abiertos. Algunas de estas desventajas puede que nunca se te hayan ocurrido.

Al compartir un loft, hay que pensar que debido a la falta de paredes, no hay un lugar para la privacidad o de un espacio privado. Vivir solo aliviará esta restricción, pero sigue siendo un problema para cuando llegan invitados.

Considera los pros y los contras de la compra de una casa al sopesar estos aspectos. Por ejemplo, considera las ventajas como el hecho de poseer una propiedad fuera de lo común. No obstante, debes considerar también las desventajas.

Los lofts tienen una serie de aspectos negativos. Vivir en un espacio abierto puede ser una desventaja si no te gusta. Ya que, las propiedades tipo loft solo resultan atractivas si no te importa la privacidad de un espacio privado. Es cierto que vivir en un loft tiene sus desventajas y puede ser difícil adaptarse a ellos. En invierno, por ejemplo, los costes de calefacción pueden aumentar si se tiene un gran espacio para calentar y no bastará una sola estufa. Además la mayoría de los lofts tienen dos plantas, lo que dificulta su calentamiento; el aire caliente que sube hace que el coste de consumo pueda resultar mayor.

Los espacios abiertos en planta abierta reducen la privacidad y dificultan la convivencia en un loft. Además, para los huéspedes permanecer en uno durante largos períodos de tiempo puede resultar molesto. Por ejemplo, desde la cocina, la gente puede fijarse en las otras habitaciones de la casa. Hay que pensar que el espacio incluye la sala de estar junto a la cocina, así como los dormitorios.

Esperamos que te hayas hecho una idea de las ventajas y desventajas de comprar un loft y utilizarlo como vivienda principal. Es importante considerar tanto los aspectos positivos como los negativos de la compra de un loft antes de tomar cualquier decisión.

Como lo vimos en un articulo anterior, la compraventa de lofts no se debilita. Especializado en la búsqueda y en la rehabilitación de lofts, Eleeter puede asesorarte y buscarte la mejor hipoteca para que se haga realidad tu «sueño Neoyorquino».

 

Háblanos de tu proyecto