¿Vivir en la ciudad o en el campo? Si tienes la suerte de poder escoger tu lugar de residencia, seguro que te puede surgir esta pregunta incluso si te consideras un urbanita empedernido. Veamos los 10 puntos que podrían convencerte de vivir en el campo y mudarte allí.

1. Vivir en el campo es más barato

Esta es la principal ventaja que se nos viene a la cabeza: al comprar en una población rural pequeña, conseguirás un ahorro espectacular por metro cuadrado en comparación con una gran ciudad. Lo mismo ocurre si tienes pensado alquilar. Unos verdaderos beneficios para el poder adquisitivo inmobiliario.

2. Disfrutar de un gran jardín propio

Si siempre has soñado con cultivar tu propio huerto ecológico o simplemente tener tu propia parcela de terreno verde, el campo es el lugar perfecto para comprar una casa con jardín. La mayoría de las personas que se trasladan al campo pronto descubren que tienen un don para la jardinería.

3. Respirar un aire más puro y limpio

Aunque no siempre sea así, vivir en una zona rural permite a menudo disfrutar de un entorno más sano y ecológico, lejos, por ejemplo, de las emisiones nocivas de la industria o de los innumerables coches que cruzan constantemente las grandes ciudades. ¡Abre y expande bien tus pulmones!

4. Paisajes y paseos en abundancia

¿Vivir en la ciudad o en el campo?: ¡una difícil elección para el ocio! Puede que tengas que renunciar a muchas actividades culturales si te alejas de las ciudades, pero ganarás hermosos paisajes y rutas de senderismo en el corazón de una naturaleza inspiradora. Todo depende de tus preferencias.

5. Menos estrés en la vida cotidiana

Di adiós a los viajes en metro a primera hora de la mañana, apretado como una sardina, o a tocar el claxon en los atascos que te aportan tanto estrés y frustración. Vivir en el campo generalmente permite estar mucho menos estresado en el día a día, y te ofrece disfrutar de todos los placeres sencillos de una forma más espontánea. Con la actitud zen te sentarás muy bien y más equilibrado.

6. Menos contaminación acústica

Aunque seas inmune a los ladridos del perro de tu vecino, las sirenas de ambulancias, bomberos y coches de policia o a otras molestias menores, vivir en el campo significa que estás muchisimo menos expuesto al ruido diario y a la contaminación acústica que en un piso en la ciudad. Por desgracia, ya no tendrás el placer de oír a tus vecinos de arriba pasar por encima de tu cabeza arrastrando los pies o las sillas, pero a veces es necesario hacer algunos sacrificios.

7. Aparcar no será más un dolor de cabeza

Las condiciones del tráfico y aparcamiento en la ciudad son tan difíciles que muchos habitantes de la ciudad han renunciado al coche, ya sea por necesidad o por elección. Por otro lado, las ventajas de vivir en el campo incluyen un estacionamiento amplio y de fácil acceso para todas tus compras y desplazamientos diarios: la lejanía se compensa con la libertad de ir a donde quieras, cuando quieras.

8. Más convivencia entre vecinos

Hoy en dia es raro conocer a las personas que viven en tu mismo edificio en la ciudad. En el campo, se llega a conocer más rápidamente a las personas e incluso apreciar a los vecinos más cercanos, siendo normalmente un ambiente más amistoso. Ideal para invitar a los demás a tomar algo o incluso para intercambiar pequeños servicios durante las vacaciones de verano (cuidar una mascota, regar plantas, vigilar, etc).

9. Un entorno más adecuado para la vida familiar

¿Vivir en la ciudad o en el campo? Si quieres tener hijos o ya los tienes,  puede que ellos decidan por ti. Una casa grande y espaciosa con jardín donde correr y jugar es un entorno más adecuado para criar una familia que un piso pequeño con un balconcito. Además, a menudo te beneficiarás de buenas escuelas y guarderías en las proximidades… Sin duda, ¡lo mejor para tus niños!

10. Las nuevas tecnologías facilitan el alejamiento

Muchas personas se resignan a quedarse en la ciudad por motivos profesionales. Sin embargo, el despliegue progresivo de la fibra óptica, el 4G y 5G permiten ahora vivir en el campo sin romper el enlace ni la conexión. ¿Has considerado la posibilidad de «trabajar en casa» con tu empresa, aunque sólo sea uno o dos días a la semana?

No esperes más para cambiar tu vida si el ajetreo de la ciudad te estresa y te agobia. Hay muchos beneficios de vivir en el campo. Eleeter te permite buscar tu masia catalana o tu casa rural perfecta pero también gestionar tu mudanza a medida beneficiándote del mejor precio, para por fin, hacer realidad ese sueño de vivir en el campo.

 

Háblanos de tu proyecto