La casa deslizante «Sliding house», ha sido concebida en Gran Bretaña y realizada por DRMM Arquitectura. Esta particular casa, desde la lejanía, parece una bella granja de madera, pero, en realidad se trata de una casa muy sorprendente. La concepción de esta casa es tan única y excepcional que no hay ningún término estructural para definirla.

Lo que parecen ser los muros exteriores de la casa y del techo, son en realidad una segunda piel que se desliza sobre un eje (sobre raíles) para revelar una segunda fachada. Este elemento móvil es un prefabricado de 28 metros (cuyo peso son 50 toneladas).

 

Cuando deslizamos esta primera estructura, descubrimos paredes y techo de cristal y con vigas de acero. De ese modo la luz inunda todo el espacio interior. En esta casa, los habitantes pueden escoger la luminosidad que prefieran según su humor. La iluminación del espacio interior puede ser modificada con un simple movimiento de la fachada exterior. Además, gracias a este sistema, pueden regular la entrada del calor en invierno o protegerse del sol en verano.

Toda la casa está asentada sobre una plataforma de hormigón, que esconde parcialmente  el sorprendente mecanismo que contiene.